Academia Osorio

Música relajante para estudiar

Música relajante para estudiar

Música y estudio a veces van de la mano. Aunque mucha gente cree que la mejor forma de memorizar es el absoluto silencio, diversos estudios han descubierto que usada de un modo concreto puede no sólo molestar, sino incluso llegar a ser beneficioso

Somos muchos los que creemos que estudiar escuchando música nos va a causar una distracción y que al final no servirá para nada lo estudiado. Pero la Universidad de Birmingham realizó un estudio donde decía claramente que “la música es eficaz para el aumento de la eficiencia en el estudio”.

Hay una razón básica y lógica para ello: algunos análisis han demostrado que la música relaja la mente, por lo que permite una mayor concentración, de una manera más efectiva sin agotamiento.

Diversos estudios descubrieron que si añadimos sonidos de naturaleza ayuda a nuestro ánimo mejorará notablemente. Por ejemplo, el sonido de las montañas nos da una sensación de paz, o el sonido de varios pájaros cantando o incluso el sonido de las olas es uno de los más relajantes. De lo que se trata es de relajar la mente para así poder concentrarse. Aquí tienes un vídeo de YouTube por si quieres experimentarlo en primera persona. 

No solo los sonidos de la naturaleza sirven. Por ejemplo, la música clásica tiene miles de beneficios, ya que mejora los genes implicados en el aprendizaje y la memoria estimula la capacidad cerebral y la creatividad lo que hace es que ayuda a potenciar nuestra inteligencia. Incluso puede ayudarnos a aprender nuevos idiomas. Como dato curioso, este tipo de música, y sobre todo escuchar a Mozart, te hace más inteligente. O al menos eso dicen diversos estudios científicos.  Aquí tienes un vídeo por si quieres comprobarlo. 

La música ayuda a enfocar nuestra mente en situaciones concretas en las que por algún motivo no somos capaces de concentrarnos. El efecto que realizan algunas melodías es clave, ya que nos hace enfocarnos en ella dejando de pensar en el resto de las cosas que no nos dejaban concentrarnos.

Por otro lado, existe un tipo de música que lo que hace en nuestro cerebro es que produce niveles superiores de ondas alfa, ayudando a la relajación. Son los llamados sonidos binaurales, y te preguntarás qué son. Pues bien, los ritmos binaurales son frecuencias de onda cerebrales que las cambian con la música con el objetivo de conseguir una conciencia alterada, es decir, considera un estado de plena conciencia y equilibrio ya que lo que hace es sincronizar los dos hemisferios cerebrales en la misma frecuencia. Aquí tienes varios ejemplos.

Además del factor del tipo de música que puede variar dependiendo de lo que se va a estudiar, también existen otros factores para tener en cuenta, como lo son la hora del día.  Si estudiamos por la mañana, puede ser algo más relajado. En cambio, si estudiamos por la noche, después de un largo día, lo aconsejable es un ritmo que nos ayude a superar el estrés y cansancio del día.

Nuestros artículos no son como los apuntes. ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.