Academia Osorio

Cómo organizar un espacio perfecto para estudiar

A veces no es sencillo establecer un hábito de estudio, y el entorno es sin duda uno de los puntos más importantes a la hora de establecerlo. A continuación te vamos a enseñar algunos tips sobre cómo organizar un espacio perfecto para estudiar.

Elige un lugar con buena iluminación

La iluminación es crucial a la hora de facilitarte la tarea de estudiar, un espacio con una correcta iluminación puede disminuir el cansancio de la vista y reducir la probabilidad de sufrir dolor de cabeza. En este sentido es recomendable que utilices siempre luz blanca y, en la medida de lo posible, que sea natural.

Organiza tus apuntes

Esto es esencial a la hora de empezar a estudiar, si eres organizado vas a ahorrar mucho tiempo en buscar apuntes. Siempre es bueno que tengas tus apuntes en buen estado, que no estén arrugados, demasiado subrayados o manchados.

Es recomendable que organices tus apuntes en carpetas o dosieres organizándolos por temas o materias, también puedes separarlos por días de estudio.

Utiliza un asiento cómodo

Si te preguntas cómo organizar un espacio para estudiar, el asiento será esencial en la comodidad, ya que al fin y al cabo es posible que puedas estar varias horas sin moverte en esa silla. La silla perfecta será aquella con soporte ergonómico para la espalda y lumbares, mullida y si lo prefieres con reposabrazos o ruedas. La clave para adoptar buenas posturas al estudiar es mantener la espalda recta y apoyada y los pies tocando el suelo.

Crea un espacio para el estudio

Es muy importante que dividas los espacios de tu casa según la actividad que realizas en ellos, así va a aumentar la productividad en cualquier ámbito. Si dispones de una habitación vacía o un rincón a modo de escritorio dentro de la habitación sería perfecto.

Muchas personas estudian en el salón, la cocina, e incluso la cama. Es esencial separar el estudio de estas habitaciones puesto que el cerebro no estará pensando en estudiar en ese lugar sino en ocio, comer o dormir.

Elige un lugar sin ruidos

Nada puede ser más molesto que los ruidos cuando intentas estudiar, aunque a veces no dependen de la propia casa y son inevitables. En la medida de lo posible debes tratar de aislarte de los ruidos más comunes a la hora de estudiar: ruidos de vecinos, televisión alta, zonas de la casa concurridas, ruidos de la calle, etc.

Si no consigues huir de estos ruidos tendrás que recurrir a tapones para los oídos o cascos que te aíslen un poco, si dispones de cascos o auriculares con reducción de ruido sería perfecto.

Ordena tu zona de estudio

Esto va a tener un impacto importante a la hora de concentrarte, un espacio recogido puede hacer que la productividad en el estudio sea mucho mayor. Debes disponer de una mesa limpia y vacía de papeles y objetos en la medida de lo posible, esto te ayudará también a no distraerte en cosas innecesarias.

Ventila antes o durante el estudio

Ventilar antes o durante el estudio puede mejorar el clima de estudio considerablemente, siempre es más complicado concentrarse en un lugar donde el aire está sobrecargado.

Nuestros artículos no son como los apuntes. ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.